Las mantas de ganchillo de lana para bebes son verdaderas obras de arte creadas a través de un proceso que implica mucho esfuerzo y amor, por lo que al momento de tener que lavarlas hay que considerar que son prendas delicadas que ameritan de lavados cortos y suaves; además hay que considerar si la manta está hecha de lana sintética, acrílica o de fibras naturales.

Los hilados tienen sus propias características de composición y su grosor distintivo, por ello en el empaque, en caso de comprar el hilo para tejer o en las etiquetas de las mantas de ganchillo, si se adquiere la prenda están las indicaciones sobre el lavado

Cuando se trata de hilados naturales se recomienda se laven a mano, si la manta presenta sucio o manchas en lugares específicos se recomienda colocar un poco de jabón sobre ellos y dejarlo actuar por unos minutos, como recomiendan en Bebesdemama, para que al lavar puedan ser eliminados con mayor facilidad.

Para el lavado a mano, se prepara una solución jabonosa con agua templada y se sumerge la manta en ella durante algunos minutos, sin frotar o refregar, luego se enjuaga con abundante agua templada, para escurrir se envuelve con una toalla evitando estrujar para que no se deforme; es importante utilizar jabones neutros para que la prenda no se decolore o pierda su suavidad natural.

En caso de querer lavar en lavadora se recomienda utilizar el ciclo específico de lavado para lana, utilizar agua con una temperatura no mayor de 30°C; hay que cerciorarse que tanto el agua como el detergente, preferiblemente jabón neutro, sean suficientes para lavan la manta de ganchillo, se recomienda lavar la prenda sola, ya que cuando la manta es de fibras naturales puede desteñir.

Cuando se lava la manta en lavadora hay que verificar que no haya nada en la tina con que pueda enganchar; se recomienda además agregar suavizante al enjuague final, especialmente si la manta tiene flecos, ya que el suavizante ayuda a que no se enreden. No se recomienda utilizar lejía u otro tipo de blanqueadores.

El secado de las mantas de ganchillo

Una vez se ha completado el ciclo de la lavadora o se ha realizado el lavado a mano se debe poner a secar la manta de manera horizontal sobre una superficie plana, si la manta está hecha con fibras naturales no se recomienda utilizar la máquina secadora; si es sintética se puede colocar en la secadora a baja temperatura en el ciclo más suave.

Una vez esté completamente seca es recomendable ponerla en posición horizontal, se debe evitar tenderlas en posición vertical ya que pueden deformarse debido al peso.

Finalmente es recomendable examinar la manta de ganchillo para verificar no se hayan saltado algunos de sus hilos, en caso de que esto sucede se puede solucionar factiblemente utilizando una aguja de crochet, se coloca la hebra que se ha saltado en la aguja y se lleva a la parte del revés para evitar que se vea suelta.