Una semana más desde I Love IU traemos la selección de las mejores entradas de la blogosfera roja. Y es que, a pesar de ser Semana Santa, hay blogs que no descansan.

El protagonista por excelencia de estos días ha sido la festividad que disfrutamos y las reflexiones sobre el hecho que le da origen: ahí se han estado en la brecha Jesús Zamora con Jesús y la muerte digna, o J.G. Centeno, trayéndonos el Miércoles Santo unas reflexiones sobre la traición y el nuevo gobierno vasco; tema del que también trata El regreso de Picapiedra con “Por vuestras acciones os conoceremos”.

En la reciente crisis de Gobierno, un nombramiento muy polémico para la comunidad de internautas ha sido el de González-Sinde al frente de Cultura. En internautas.org nos hacen una recopilación de algunas reacciones en la red a su designación.

Hugo nos trae unas consideraciones sobre la brutalidad policial en su entrada “Los violentos”, un tema que por desgracia está tan de actualidad, tanto en España con en el Reino Unido.

Siendo el feminismo una materia trasversal, tenía que haber también, cómo no, un encuentro sobre Economía Feminista, y de él nos habla Juan Torres López.

Àngels nos acerca un artículo sobre la Ley Bachelot francesa, y sus funestas consecuencias para un sistema de Salud público y universal.

Inés Sabanés recupera la emotiva carta encontrada en los bolsillos de dos migrante guineanos muertos que murieron congelados al intentar entrar escondidos en el tren de aterrizaje de un avión, una misiva donde destapa la responsabilidad de “Sus excelencias, los responsables de Europa”.

Y para finalizar un poco de autobombo: según i-Cities 2009, I Love IU es un proyecto de éxito 2.0, y allí se irá Don Ricardo a contar cómo hemos conseguido que el agregador se convirtiera en “una auténtica comunidad de militantes de IU que se mueven en la red”. También Rafael Reig habla de nuevas tecnologías y herramientas en “Los servidores”.

La semana que viene hará la recopilación ese crack que es ceronegativo.

¡Salud y, especialmente en esta semana, mucha mucha mucha República!